¿Qué significa ser innovador?

Desde los inicios de la humanidad, los inventos de ciertos innovadores han cambiado paradigmas y dado una nueva visión del mundo. Actualmente, gracias a la accesibilidad de la información, muchas personas desarrollan proyectos tecnológicos y crean sus propias empresas. Sin embargo, ¿podemos llamar a todas estas personas “innovadores”?

Desde el punto de vista de este blog, un innovador es alguien que cambia la vida de las personas mediante sus aportes, ya sean científicos o ideológicos. Si una persona impactó la vida de miles, haciendo que el mundo que nos rodea mejore, se le puede considerar un innovador.

Por otro lado, como ya se mencionó, no todas las personas que tienen un proyecto o realizan investigaciones son innovadores. En cada país hay cientos de investigadores y cada uno de ellos tiene uno o varios proyectos. Estos proyectos por sí mismos podrían ser las bases de un gran cambio, pero solo cuando un innovador junta las piezas del modo correcto y cambia la historia con sus descubrimientos.

Veamos ejemplos de algunos innovadores y lo que hicieron:

  • Albert Einstein, con su Teoría de la Relatividad, cambió el pensamiento de los físicos del mundo y descartó ideas que se tenían desde los tiempos de Newton.
  • Alan Turing es considerado el padre de la ciencia de la computación. Desarrolló conceptos como el test de Turing y la máquina universal. Su trabajo fue vital para la victoria de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial
  • Steve Jobs cambió la forma en que vivimos el día a día con el invento del primer ordenador personal, el iPhone, el iPad, etc. Hasta hoy es una figura de gran inspiración para el mundo de la tecnología por su filosofía en donde “lo importante es tener buen gusto”.

Steve Jobs

Steve Jobs (EE.UU 24 de febrero de 1955- 5 de octubre de 2011) fue un informático y empresario estadounidense. Padre del computador personal y el más innovador de su campo, fue uno de los personajes más influyentes del auge tecnológico actual.

Al terminar el bachiller en el Instituto Homestead de Mountain View, Steve Jobs ingresó en la Reed College, una universidad de artes liberales radicada en Portland (Oregón), pero abandonó los estudios universitarios un semestre más tarde. En esa época coqueteó con las drogas y se interesó por la filosofía y la contracultura, llegando a viajar a la India en busca de iluminación espiritual.

A mitad de los años 70 se unió al que sería su primer socio, el ingeniero Stephen Wozniak. Jobs supo apreciar de inmediato el interés comercial del proyecto de microcomputador doméstico en que trabajaba su amigo; entre los bártulos y enseres domésticos del garaje crearon primero una imaginativa placa base y luego un computador completo, el Apple I, considerado el primer ordenador personal de la historia. Luego de eso fundaron la compañía Apple Computer.

El Apple II, una mejora del modelo anterior, fue introducido en 1977, convirtiéndose en el primer ordenador de consumo masivo. Tras una impresionante lluvia de pedidos, Apple pasó a ser la empresa de mayor crecimiento de Estados Unidos. Tres años después, Apple salió a la bolsa con un precio de 22 dólares por acción, lo que convirtió a Jobs y Wozniak en millonarios.

En 2007 presentó el iPhone, primero de la familia de teléfonos inteligentes de alta gama producida por Apple. Declarado “invento del año” por la revista Time.

Con su creatividad intacta a pesar del trasplante de hígado al que tuvo que someterse, en 2010 sorprendió al mundo con el iPad, un híbrido de tableta y teléfono móvil; una ligera y delgadísima pantalla táctil de 9,7 pulgadas contenía en su parte posterior la potencia de procesamiento y todas las prestaciones de un ordenador portátil, sin necesidad de teclado ni ratón.

El 5 de octubre de 2011, a los 56 años de edad, falleció en su casa de Palo Alto, víctima del avance del cáncer que le había sido detectado en 2003.